Colombia

¿Por qué y cómo las pymes deben transformar su operación logística para seguir siendo competitivas frente a grandes comercios?

Las pymes se encuentran frente a un mar de oportunidades para optimizar sus procesos y seguir siendo competitivas. Las tecnologías de última generación se perfilan como los nuevos aliados estratégicos de estos comercios, dado que gracias a la optimización que generan, pueden llevar a las empresas al siguiente nivel.

COLOMBIA (23 de 2022).       La optimización logística es mucho más que una alternativa para las empresas que operan en los tiempos actuales, independientemente de su tamaño o facturación. Se ha convertido en una exigencia para permanecer vigente dentro de una industria que busca mejorar y amplificar las operaciones, sin descuidar la importancia por los costos operacionales ni tampoco sacrificando el buen servicio al cliente.

El impacto que tienen las tecnologías de optimización logística, en este sentido, es particularmente favorable para el transporte y despacho de mercancías: funcionan como un sistema de gestión altamente eficiente con el que se pueden planificar exitosamente los procesos relativos a la logística. Con esto, las empresas pueden utilizar la información que generan estas herramientas para tomar mejores decisiones operacionales en el futuro (fundamentadas y en base a data certera), lo que les genera un ahorro de una cantidad considerable de tiempo.

Las pequeñas y medianas empresas al no conocer estas alternativas suelen gestionar la planificación de rutas a través de sistemas obsoletos o que no están diseñados para albergar y procesar volúmenes de información tan grandes (como las planillas de microsoft excel), que además requieren de programación manual, lo que

“Las pymes también pueden aprovechar el poder de herramientas tecnológicas, pero no por eso caras, como son la inteligencia artificial o el machine learning. Es importante cambiar este paradigma y dejar de pensar que son soluciones exclusivamente reservadas para las grandes compañías», señala al respecto Álvaro Echeverría, CEO y fundador de la startup dedicada a la optimización logística, SimpliRoute.

«Hoy en día estas soluciones son un elemento diferenciador para el servicio que entregan las pymes, pues las vuelven más competitivas frente a grandes compañías. Además, optimizan y ahorran recursos monetarios, así como también disminuyen la huella de carbono en un tercio de su totalidad», agrega.

Tecnología: un complemento para la operación logística de las pymes

Dados los beneficios mencionados que generan las soluciones tecnológicas en la logística, es fundamental adoptarlas para cumplir con la promesa de valor que las pymes realizan hacia sus clientes, quienes -especialmente luego de la pandemia y la explosión de las compras vía e-commerce-, exigen tiempos de entrega cada vez menores y un servicio expedito, amigable y satisfactorio. Así, los comercios que incorporan estas herramientas en sus operaciones, avanzan hacia un modelo de negocio en el que la logística (el proceso más caro de las ventas) es el elemento que determina la competitividad.

SimpliRoute, en este sentido, es una compañía que realiza estos servicios, y que a la fecha se ha convertido en aliado estratégico y partner logístico de pymes distribuidas en 26 países a nivel global. Por este motivo, hoy comparten los principales ejes que debieran considerar los pequeños y medianos negocios antes de contratar una solución de este tipo, para que efectivamente sea una adquisición provechosa y adaptada a sus necesidades:

– Optimizar los tiempos de entrega: el tiempo es un factor determinante en el proceso de transporte de productos y mercancías. Una adecuada planificación de rutas permite minimizar los tiempos de entrega, respondiendo con esto a las expectativas de sus clientes.

Mejora de los canales de comunicación con el cliente: es favorable preferir tecnologías que permitan conocer cómo avanzan los procesos de entrega de cara a clientes y a la misma empresa. Esto se logra a través de mensajería instantánea y seguimiento en vivo de la ruta, además de confirmación de entrega.

– Control de la flota de vehículos: Es posible mantener un control efectivo de los vehículos que forman parte de la gestión de entregas. Sin este tipo de plataformas, los responsables de la operación deben confiar en la capacidad de entrega que comunican los ruteadores.

– Reducir reclamos de clientes: las organizaciones que se adelantan a los posibles reclamos por parte de sus clientes mejoran no solo su reputación, sino que también aumentan el porcentaje de clientes que retornan a la marca. SimpliRoute cuenta con una funcionalidad denominada «Proof of delivery», con la cual la persona que recibe deja constancia de la entrega. En caso de no concretar, el ruteador puede dejar constancia de que el pedido no fue recibido en el momento en que se dirigió a la dirección. Esta visibilidad hacia los envíos agiliza el servicio al cliente posterior y disminuye las pérdidas.

Fuente: Central de Noticias AndeanWire

Source: AndeanWire-Colombia