4. Mitos

Los principales mitos en Supply Chain Management se relacionan con las soluciones. La “hipocondría empresarial” se manifiesta ante cualquier síntoma que pueda estar relacionado con un mal manejo de la cadena de suministro, buscando el remedio que le funcionó al vecino, en lugar de analizar su propia naturaleza. Empresas del mismo giro comercial no necesariamente pueden compartir soluciones. Un síntoma similar puede tener un origen distinto.

Toda empresa está inmersa en alguna cadena de suministro, más aún, probablemente se encuentre en más de una, como proveedor o como cliente. El primer paso de todo proyecto de mejora debe ser identificar la cadena de suministro actual para detectar los procesos “enfermos”. Este diagnóstico precede a la búsqueda de soluciones y debe ser una tarea interna; nadie conoce mejor los procesos que los directamente involucrados. Sin embargo se recurre con frecuencia “al especialista” al que le puede tomar mucho tiempo (que cobra) antes de descubrir lo que es evidente para la empresa.

Pero el mito más popular es el de la automatización. Automatizar procesos deficientes solo lleva a hacer lo malo igual de mal pero más rápido y con menor visibilidad. Por otra parte no existe el software que resuelve todos los problemas, porque además los problemas no son los mismos para todos. Ningún software por sí solo pronostica la demanda y controla el inventario. Se invierte grandes sumas en la adquisición de sistemas sofisticados adecuando los procesos a los requerimientos del sistema, cuando el sistema debe adecuarse a los procesos de la empresa.

Un sistema de información requiere ser alimentado con datos precisos y sin ambigüedad de cada producto y de cada movimiento. Cuando no se dispone de las cantidades de producto requeridas es una práctica frecuente contactar al cliente para cambiar la orden, afectando en el sistema la información de la demanda real y de los niveles de desabasto. La automatización de los procesos no mejora las prácticas ni los optimiza.

Otro mito frecuente es creer que la solución está únicamente en la estrategia; cualquier estrategia requiere de una operación eficiente para lograr los objetivos, la estrategia se define generalmente en los niveles directivos pero la operación está en mano del personal que sigue las mismas prácticas a las que está acostumbrado.

Cualquier proyecto enfocado a la cadena de suministro debe tomar en cuenta estas realidades y desechar los mitos.v

No se admiten más comentarios